Que los poetas mientan...

Que los poetas mientan...
Total, para que sirve esta verdad...?

Quien te dijo que existo...?

jueves, 21 de agosto de 2008

"etc"


He pensado mucho en ti y no se como decirlo, a quien decirlo o como entonar una canción melosa para entender lo que pienso. Es como una historia de esas añejas que no tienen sentido para los tiempos nuevos.

Una vez, un hombre levanto una piedra pequeña y la guardo en el bolsillo derecho, camino una gran distancia para cortar una flor que no se podía mover de un lustroso bosque en lo alto de una nube alargada. Esta flor estaba marchita pero aun así era tan brillante que cegaba a un pino vecino orgulloso y malhumorado, el mismísimo sol estaba un poco celoso de ella e intentaba quemarla en verano, pero la extraña flor parecía que se alimentaba con el viento de las alturas y siempre estaba fresca a pesar de su brillante profundidad. Una abeja nocturna se poso sobre la flor y resulto quemada por los hilos de brío que emanaban de sus pétalos, la abeja toda enojada acudió pronta con “El señor de señores, el gran Dios todo poderoso y omnipresente que todo hizo, todo sabe y todo puede, alfa y omega” y demás cosas que dicen los acólitos fanáticos de otras cosas menos de ellos, entonces “El señor de señores, el gran Dios todo poderoso y omnipresente que todo hizo, todo sabe y todo puede… etc.” llamo a un Ángel ante si y le encomendó la búsqueda de un hombre con el corazón negro para que absorbiera a la misteriosa flor.

El Ángel vago por infinitas calles examinando a todos los hombres que se topaba, pero ninguno parecía tener esa característica tan intimidante. Viajo por ciudades, pueblos y por miles de asentamientos humanos pero nada, solo encontraba seres mitómanos y grises pero ninguno con el corazón tan negro. El Ángel pensó que si se mezclaba entre ellos tal ves lo encontraría escondido entre algún rincón olvidado por “El señor de señores, el gran Dios todo poderoso y omnipresente que todo hizo, todo… etc.”


Así estuvo algún tiempo con paciente asco en su pecho divino, pero no encontró ni una pista de su objetivo, entonces pensó que tal ves “El señor de señores, el gran Dios todo poderoso y omnipresente que todo hizo… etc.” se equivocaba y entre su creación no había ningún hombre con corazón tan negro capas de opacar estrellas, este pensamiento lo sobresalto tanto que el mismo se condeno a caminar como humano hasta reconocer que no tenia ninguna razón. Con el tiempo se enamoro de las piedras, con el tiempo fue olvidando su origen, con el tiempo fue llenándose de costumbres tan extrañas para los divinos que empezó a perder su divinidad, aunque el ya casi no recordaba su primer movimiento celeste, con el tiempo, se arranco las alas invisibles y su blancura se torno gris, se transformo en un humano enteramente.

“El señor de señores, el gran Dios todo… etc.” Mando a otros Ángeles a buscar al primero y a buscar también al hombre de corazón negro, pero todos sufrieron el mismo destino que el desafortunado Ángel primero.

Así se fue quedando solo “El señor de señores, el gran… etc.”

Hasta que solo quedaba un Ángel pequeño, decidió "El señor de señores, el... etc" bajar al mundo terrenal a buscar el mismo al hombre con corazón negro, vago como todos por las calles, por miles de asentamientos humanos pero no encontró rastro de sus creaciones divinas ni del hombre, entonces pensó que tal vez se había equivocado, este pensamiento lo sobresalto tanto que decidió condenarse a si mismo a caminar como humano hasta reconocer que no tenia ninguna razón ante lo que pensaba. Con el tiempo, “El señor de señores… etc.” Fue enamorándose de las piedras, fue quitándose su divinidad hasta que se convirtió en un ser mitómano y gris, pero a diferencia de los Ángeles, el nunca olvido su origen, cuando el siendo un pequeño Ángel, quedo solo en el infinito e invento compañeros, fueron millones y se dio cuenta que el, ahora, era “El Señor… etc.” De todos. Los recuerdos de “El… etc.” fueron comiendo su cordura e irritándolo tanto que su corazón se torno oscuro y frágil, una amargura desconocida para el se apodero de todo su cuerpo y el corazón se torno mas oscuro aun. Busco con desesperación al Hombre con el corazón negro para hallar la esperanza de no ser el mismo eso que tanto buscaba, movió la tierra, busco mas fuerte pero nada, lo que consiguió fue romper mas su razón y oscurecer tanto su corazón que perdió total divinidad, solo sus recuerdos vivían en el.


Así, mirando en su interior, encontró oscuridad tan profunda que todo lo que tocaba perdía su brillo.

“etc.” Camino por la tierra como un humano ordinario, como un ermitaño renegando de su soledad, con el tiempo se enamoro muchas veces de las piedras y una vez, tomo una piedra pequeña y la guardo en el bolsillo derecho, camino una gran distancia para cortar una flor brillante.

El bosque en la nube era sombrío y húmedo, miles de perfumes de miles de hojas de mil colores vestían al viento gélido que presuroso y ligero flotaba entre los robles eternos, sombras temerosas se escabullían miedosas de algo, sonidos casi imperceptibles llegaban hasta los oídos del hombre con el corazón negro y los traducía a sentimientos, gritos de horror más frecuentes en todas partes al acercarse a la flor maligna, “etc” hincho su pecho con odio y se acerco a paso veloz hasta su objetivo, veintiún arboles rodeaban a la flor marchita pero el hombre se abrió paso hasta ella y un estallido simbro a los cristales desvelados del mundo.


El hombre frente a la flor, el universo entero se opaco, todo fue caos y todos los pueblos se alzaron contra sus reyes, todo cambiaba de sentido y por primera vez todo era bueno. El hombre se acerco lentamente a la flor y esta brillo mas a cada paso, hilos de luz corrían al pecho del Dios desesperados porque estaban siendo absorbidos quitándole toda su hermosura a la flor marchita, el con los ojos enormes se acercaba mas y mas hasta que estuvo a escasos milímetros de ella, entonces, con sus dedos, toco los pétalos suaves y arrugados dejando correr un sutil escalofrio por toda su piel, la suavidad contagio a la mirada y todo era luz, acaricio el tallo y todo el cuerpo vibro con fuerza ante el temor de morir en ese momento tan ajeno a el, la flor inmóvil ante lo que sucedía solo se remitió a sentir el contacto de un sentimiento perdido, infinitas sensaciones corrían por el cuerpo y la mente de él, poco a poco se lleno de la flor casi extinta, lentamente se fusionó con la flor y entonces el milagro.

El tiempo se detuvo, desnudos en la nada se tocaban, con cada roce creaban un sentimiento nuevo, con cada sonido creaban una razón para existir, un beso en el cuello desato un torrente de miedos acompañados de verdad, la sinceridad escapaba con cada mirada, los pechos juntos mitificaron la locura que se creaba en los juicios nuevos, todo se rompía y todo se rehacía, el tiempo una vez más se renovó.

La flor y la abeja nocturna renacieron en un bosque lustroso, en lo alto de una nube alargada y así estuvieron, por dos o tres eternidades viviendo juntos, tocándose para detener el tiempo y crear sentimientos y razones para vivir hasta que, un pino envidioso y malhumorado pregunto a la abeja si la flor era suya, la abeja respondió que no y el viejo pino se empeño en robarse a la flor, la abeja, temerosa de perder a su compañera eterna comenzó a zumbar alrededor de ella hasta que la marchito, el corazón de la abeja se lleno de horror ante lo que había provocado en su amada y entonces el odio y los celos nublaron su locura, se poso en un pétalo de su amada y se quemo con los hilo de brío que emanaban. La abeja se perdió para siempre, quedo ciega y con tal odio, que decidió acudir ante el nuevo Dios supremo a terminar con todo, porque en el fondo de su abismo, aun seguía siendo… “etc.”



FARR

Arlekyn

2 comentarios:

Dea dijo...

Una linda historia sin fin...Como pienso que es la vida.Essa cosa de fisíca quantica que mi deixa loca, sabes dicen los estudiosos, que estamos repetindo cosas y hacendo cosas en lugares diferents todo, en mismo tiempo, todo lo tiempo.E que o que vemos y tocamos en verdad no existe ahahahahaha...enton la vida es como los cuentos que tienen una cadena del cual los personages eston priesos.

Anónimo dijo...

vine del campo...mañana te leo y escribo...pero ahora te dejo un beso
Fortu

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...